Home

Ministerio Infantil

¡BIENVENIDOS!

Dios te Bendiga! mi nombre es Seed (Semilla) y te doy la Bienvenida a nuestro sitio web, donde encontrarás, todas las herramientas necesarias para trabajar en el área infantil.
próximamente subiremos todo el contenido como: Manuales, Cantos, Coreografías, Visuales, y Enseñanzas bíblicas para capacitarte como maestro.

¡BIENVENIDOS!

Dios te Bendiga! mi nombre es Seed (Semilla) y te doy la Bienvenida a nuestro sitio web, donde encontrarás, todas las herramientas necesarias para trabajar en el área infantil.
próximamente subiremos todo el contenido como: Manuales, Cantos, Coreografías, Visuales, y Enseñanzas bíblicas para capacitarte como maestro.

Slider

¿Quienes Somos?

Ministerio Infantil Pequeñas Semillas nos fue dado por Dios en el Año 2005 con el Programa infantil déjame crecer en ti, un ruego de la palabra de Dios al corazón de los niños. Este programa fue Pensando en las necesidades que día a día tienen nuestros pequeños de aprender y cultivar lo mejor que tenemos en este mundo que es la Palabra de DIOS.
De aquí surgen nuestros personajes, Tita (grano de Maíz) y Seed (semilla de Mostaza) donde por medio de estos personajes los niños aprenden de una manera divertida las verdades fundamentales de Dios.

Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.

Programa 2019

  • Manual para EBDV
  • Cantos
  • Coreografias
  • Visuales
  • Manualidades

Este programa está basado en la bendita palabra de DIOS, NUESTRA REGLA INFALIBLE DE FE Y CONDUCTA, cuyo propósito es dar a conocer el mensaje de verdad de una manera clara y específica para que los pequeños conozcan quien es su Dios y CREADOR PERFECTO, y no se dejen engañar por ideologías humanas que solamente confunden la mente de nuestros niños. Debemos prepararlos para defender las verdades bíblicas, su integridad y naturaleza basada en el diseño perfecto creado por nuestro Dios en la humanidad, que conozcan que el hecho de vivir en un mundo gobernado por la maldad no los hace igual a ellos porque, aunque nosotros estemos en el mundo no pertenecemos a él, sino a las moradas eternas que Dios tiene preparadas para todo aquel que cree en él y hace su voluntad.

Contacto